Cómo es y cómo se prepara un récord del mundo desde dentro

Amanezco en Gijón, con un sol espléndido y esa temperatura fresca a la sombra pero dulce al sol, típica de Otoño. Anoche llovió todo el día, pero confiábamos en que los pronósticos fueran buenos mientras debatíamos estrategias y organizábamos la logística.

Estoy en casa de Eugenio Gómez, “El Caymán” quien intentará establecer cinco récords del mundo de ultrafondo (ciclismo), avalados por la UMCA, la organización que se encarga de dotarlos de la veracidad y orden que los récords necesitan.

Así se prepara un récord

Ayer nos reunimos todo el equipo en el velódromo de Las Mestas, donde Eugenio intentará batir los récords de 100 millas, 200 millas, 12 horas, 24 horas y 1000 kms en circuito abierto para Mayores de 50 años.

Su plan es rodar a 33-36 Km/h las primeras 6 horas. El récord de las 100 millas es el más complicado si no quieres hipotecar el resto del esfuerzo. El récord actual es bueno y forzar el ritmo esas primeras horas te puede dejar vacío para la parte final.

Luego tratará de mantenerse a 32-32 hasta las 24 horas (Llegando a este punto con 700 kms completados) donde hay programada una pequeña parada para una ducha rápida y comer algo caliente (La idea es que el total de paradas de estas primeras 24h no supere los 45 min) Para completar los 1000 kms calculamos 36 horas, en las que la velocidad caerá a 29-30.

Allí estábamos, el héroe e implicado del récord, los 4 jueces designados de la UMCA y dos jueces suplentes, Santiago y yo, encargados del apoyo logístico, de alimentación, hidratación y lo que haga falta.

reunion_jueces

Medir el tiempo

La primera parte de la reunión giró en torno a la parte más técnica. Los sistemas de medición electrónica, manual y cómo se llevarán los registros de cada vuelta y del tiempo acumulado. Todo tiene que ir anotado al detalle y no vale sólo con depender de un sistema de registro electrónico, porque puede fallar pese a que haya suministros de energía alternativa. Es necesario dos mediciones paralelas oficiales, más las que quieras poner por seguridad. Hacen falta cronómetros manuales que no superen cierto margen de error a lo largo de 24 horas.

El resumen es que, como el papel y lo anotado analógicamente, no hay nada. Es lo más fiable y de lo que siempre te puedes fiar ante posibles errores, fallos y averías.

Tampoco quiero aburriros sobre normas a cumplir de los jueces o cómo fue el proceso semanas atrás de la medición de la cuerda del velódromo. Y la infinidad de detalles puramente técnicos para que se pueda empezar siquiera a homologar el récord. Mails a la UMCA con certificados, respuestas con más papeles y más certificados en una larga lista de burocracia que asegura la legitimidad de un récord oficial.

las_mestas

Las horas previas

Santy Mozos y yo, somos los que más cerca vamos a estar de Eugenio las horas previas, y procuramos que las viva mucho más relajado. Los compromisos y las prisas por ir aquí y allí para cerrar asuntos, hacen que el nivel de estress crezca y eso le repercuta, y más si hablamos de una prueba de ultrafondo.

En realidad lo gordo ya lo ha pasado, daría para un artículo propio detallar la odisea de la búsqueda de sponsors y permisos de instalaciones, y la parte promocional para costear un récord así, que aunque discreto comparado con otras cosas, requiere de su logística, y sumando de aquí y allí suman bastantes cientos de euros y algún mil, indirecto.

record_eugenio_caymanPor fin en su casa, cenando ya relajados, charlamos sobre la estrategia a seguir en el plano del rendimiento. Pulso a mantener, zonas y umbrales que respetar, cómo ha sido la carga de entrenamiento previa, experiencias pasadas, etc.. También hay hueco para planificar la alimentación. Son muchas horas encima de la bici, y la experiencia de todos sumada, ayudará tanto o más que la teoría sobre ingesta energética, proteínas o hidratos medidos al milímetro.

La cuenta atrás

A las 22:00 empieza la prueba, y las horas se aproximan con celeridad. Ya tenemos preparada la ropa, las herramientas, la comida, los repuestos, las luces, la caja de imprevistos. Son tantas cosas, que enumerarlas nos llevaría mucho tiempo, así que el resumen es llevar todo en previsión de cualquier cosa en todos los escenarios, situaciones y condiciones posibles.

Son las 17:00. Eugenio duerme la siesta. Yo también debería.

Las 19:00. Santy y yo cargamos todo en el coche y nos vamos a Las Mestas a preparar todo. A Eugenio le hemos dicho que se quede en casa relajado y venga una hora antes sólo para vestirse y salir, sin preocupaciones y sin agobios.

Empieza todo. Mañana publicaré un artículo que iré actualizando en tiempo real y cada poco tiempo donde detallaré cómo va transcurriendo el récord. Mientras tanto podéis seguirme en Instagram, donde en la parte Stories publicaré como va yendo todo, así como también en mi twitter.

Gracias por leerme e interesaros. Quien quiera apoyar o comentar algo, transmitiré los ánimos y comentarios  a Eugenio para darle fuerzas, a lo largo de mil kilómetros, las vas a necesitar.

Actualizado: Aquí podéis seguir en directo el récord

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *